Premio Nobel 2012 de Medicina a la Medicina Regenerativa.


En una entrada ya mencioné a las IPS (células madre pluripotentes inducidas). Son células madres pluripotentes (se pueden diferenciar en cualquier tejido) obtenidas de células normales adultas diferenciadas lo cual es uno de los mejores descubrimientos que se podían hacer porque antes se creía que la única fuente de pluripotencialidad eran las células madre embrionarias. Mediante el fenómeno de la reprogramación celular, que consiste en inducir la expresión de ciertos genes importantes para que la célula “rebobine” su diferenciación, se consigue producir algo similar a una célula embrionaria pluripotente pero sin ser de origen embrionario sino que derivan de células normales adultas. 

Las aplicaciones de la IPS se han centrado principalmente en la medicina regenerativa porque a supuesto un avance esencial para este campo ya que facilita mucho la obtención de células madre pluripotentes sin necesidad de entrar en la controversia bioética que tiene el uso de embriones humanos. La medicina regenerativa, como su nombre indica, busca regenerar tejidos dañados que el cuerpo con sus mecanismo naturales no puede regenerar, ya sea estimulando esos mecanismos o directamente usando células madre para que regeneren ese tejido. Aunque nuestro cuerpo sí posee células madre y se pueden utilizar para regenerar tejidos tienen el inconveniente de que son difíciles de obtener y además la mayoría, excepto las células madre mesenquimales, son organoespecíficas (generan un tipo de tejido u órgano) y hay tejidos que no tienen células madre propias ni se consiguen regenerar completamente solo con células mesenquimales, así que el uso de células embrionarias no se podía descartar hasta que se descubrieron las IPS.

Este año se han llevado el merecidísimo premio Nobel de Medicina John B. Gurdon (UK) y Shinya Yamanaka (Japón) por sus descubrimientos en Medicina Regenerativa. El británico Jonh Gurdon fue el primero en demostrar, hace ya unos cuantos años, en 1962,  que las células diferenciadas podían tener una diferenciación reversible ya que tenían la información genética necesaria para ello y posteriormente logró clonar una rana a partir de óvulos a los que les introdujo el núcleo de células intestinales. Los óvulos se “reprogramaron” y empezaron a dividirse lo que demostró que todas las células tienen el mismo material genético y lo que varía de un tipo de célula a otro es la expresión de ese material.  A raíz de ese descubrimiento la investigación con células madre y medicina regenerativa ha crecido exponencialmente hasta que el otro galardonado, Yamanaka, en 2006 desarrolló por primera vez las IPS lo cual ha supuesto una autentica revolución. 

John B. Gurdon y Shinya Yamanaka

Acerca de Lhisteria

Bióloga y Bioquímica de formación, me gusta divulgar sobre biomedicina. Gracias por visitar mi blog.
Esta entrada fue publicada en Biología celular, Genética, Gente científica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s