El algoritmo de búsqueda de Google también encuentra cáncer.


La Biología computacional, Biología de Sistemas o Bioinformática, son nuevas disciplinas dentro de la Biología que se encargan de analizar datos, simular sistemas o predecir comportamientos biológicos mediante el uso de la informática, las matemáticas, la estadística, la bioquímica… Es una herramienta cada vez más imprescindible para los investigadores ya que facilita mucho su trabajo.  El 17 de mayo se publicó un artículo relacionado con todo esto, un estudio que ha supuesto un gran hallazgo para el diagnóstico del cáncer de páncreas. 

La estrategia utilizada por Google para decidir qué páginas son relevantes en una búsqueda también se puede utilizar para determinar qué proteínas son importantes para la progresión del cáncer en un paciente. Investigadores del Centro de Biotecnología de la Universidad Tecnológica de Dresde (BIOTEC) junto a un grupo de trabajo del Dresden University Hospital Carl Gustav Carus (UKD) han utilizado una versión modificada del algoritmo PageRank de Google para clasificar cerca de 20.000 proteínas por su relevancia genética en la progresión del cáncer de páncreas. En su estudio, publicado en PLoS Computational Biology, se encontraron siete proteínas que pueden ayudar a evaluar la agresividad del tumor y guiar al médico a decidir si el paciente que sufre este tumor debe recibir quimioterapia o no.

La propia versión del algoritmo del investigador es la que se ha utilizado en este estudio para encontrar nuevos biomarcadores del cáncer, que son moléculas que producen las células del tumor y que pueden encontrarse en una biopsia o en la sangre u otros fluidos corporales. Los biomarcadores son necesarios para detectar y seguir la presencia de un tumor y averiguar si está más o menos avanzado según los niveles que  encontremos, pero la detección de algunos tumores no es nada sencilla, lleva demasiado tiempo y a veces un marcador puede solaparse con otro complicando muchísimo su detección. Por suerte, la estrategia de Google parece una buena solución a estos problemas analíticos ya que tiene en cuenta el contenido de una página web y como ésta se conecta con otras por hipervínculos. De acuerdo a esto, como nuestras células interactúan unas con otras, como si existiera una especie de “proteína Facebook”, “una vez que hemos añadido la información de la red en nuestro análisis, nuestros biomarcadores se vuelven más reproducibles” según Christof Winter, autor principal del artículo. Con esta información de la red y el algoritmo de Google, se encontró un solapamiento significativo  con un estudio anterior de la Universidad de Carolina del Norte que encontró seis proteínas del cáncer de páncreas. La conexión con ese estudio se hizo con una proteína que puede evaluar la agresividad de este cáncer.

Imagen extraída del artículo que muestra la red de interacciones entre biomarcadores.

A pesar de que los nuevos biomarcadores suponen una mejora con respecto a los que actualmente utilizan las herramientas de diagnóstico, están lejos de ser perfectos y todavía tienen que ser validados en un amplio estudio de seguimiento antes de que puedan ser utilizados en la práctica clínica. Sigue siendo un problema abierto el convertir esas perspectivas en nuevos fármacos que ralenticen la progresión del cáncer. Un primer paso en esta dirección es la cooperación del grupo con la empresa biotecnológica Resprotect Dresden, que se está ejecutando un ensayo clínico con un medicamento contra el cáncer de páncreas.

“Sería un paso muy importante, las terapias agresivas como la quimioterapia, sólo se usarían en pacientes que tienen más probabilidades de beneficiarse de ella. Podría ayudar a las pruebas de predicción”, dice el profesor Robert Grützmann, médico jefe y científico en el Departamento de Medicina Interna, Cirugía Torácica y Vascular de la UKD. Actualmente en Alemania cada año hay  14 200 casos nuevos de cáncer de páncreas, y la cura y las tasas de supervivencia son mejores cuanto antes es detectado y tratado.

El fundador de Apple no superó este cáncer.

El actor Patrick Swayze falleció de esta enfermedad en 2009.

Acerca de Lhisteria

Bióloga y Bioquímica de formación, me gusta divulgar sobre biomedicina. Gracias por visitar mi blog.
Esta entrada fue publicada en Bioinformática, Cáncer, Genética, Salud y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s